• Sofía Mairal

Se terminó la paz entre Angelina Jolie y Brad Pitt

La actriz pidió la recusación del juez a cargo de su divorcio. La intérprete pidió el retiro de magistrado porque sospecha que tiene una relación comercial con una de las abogadas de su ex marido.

Angelina Jolie pidió la recusación de un juez privado que participa en su caso de divorcio que data de 2016, debido a que no aportó suficiente información sobre su relación comercial con una de las abogadas que representan a su ex esposo, Brad Pitt. Luego de cuatro años separados, la ex pareja de Hollywood aún sigue sin ponerse de acuerdo en temas financieros.


Según el sitio estadounidense The Blast, la ganadora del Oscar de 45 años acusó al juez de no informar de que estaba a cargo de otros casos en los que también trabaja Anne C. Kiley, una de las abogadas del equipo legal de Pitt.

En un documento presentado por la actriz ante el Tribunal Superior de Los Ángeles, y al que algunos medios estadounidenses han tenido acceso, la actriz pide el retiro del juez John W. Ouderkirk de su caso, argumentando que no informó a tiempo, ni ha sido lo suficientemente claro acerca de los casos en los que ha sido contratado anteriormente y que han estado relacionados con la abogada de Brad Pitt, Anne C. Kiley, lo que podría significar un conflicto de interés.



De acuerdo con la petición de la intérprete, Ouderkirk “no reveló los casos que demostraban la relación actual, en curso y asidua entre el juez y la abogada del demandado”. Es por eso que Jolie ha procedido a solicitar la retirada del juez, pues según acusa, Kiley “abogó activamente por los intereses financieros del juez Ouderkirk por encima de la oposición de la otra parte para que su designación (y capacidad de continuar recibiendo honorarios) se extendiera a un caso de alto perfil”, ahondó.


Los actores, al igual que otras parejas de famosos, han decido contratar los servicios de un juez privado, con la finalidad de mantener en completa privacidad algunos documentos y detalles personales y financieros. Sin embargo, Jolie ha enfatizado que, aunque se trate de un juez privado, se deben seguir las mismas reglas de divulgación y conflicto de interés que con otros.


“No importa si el juez Ouderkirk está de hecho prejuzgado. Bajo la ley de California, se requiere la descalificación siempre que una persona al tanto de los hechos ‘pueda albergar una duda razonable’ sobre la capacidad del juez Ouderkirk de mantenerse imparcial”, se puede leer en el documento presentado por la actriz.


Jolie, de 44 años, y Pitt, de 56, fueron pareja por 12 años y tenían dos de casados cuando la actriz estadounidense pidió el divorcio en 2016 en medio de acusaciones por maltrato físico contra uno de sus hijos durante un vuelo privado.


Jolie y Pitt tienen una orden de custodia temporal vigente mientras continúan negociando los acuerdos finales. La pareja tiene seis hijos: Shiloh, Vivienne, Maddox, Pax, Knox y Zahara. Aunque se sabe que Jolie ha luchado para darle la custodia mínima a su ex marido, el acuerdo favorecería a Pitt.


Pitt y Jolie formalizaron su divorcio en abril de 2019, luego que sus abogados pidieron un juicio bifurcado, lo que significa que dos personas casadas pueden declararse solteras mientras se resuelven otros asuntos, incluyendo sobre finanzas y custodia de los hijos.


Debido a que la mayoría de los documentos están sellados, no está claro qué queda por resolverse, pero Jolie presentó documentos en 2018 diciendo que Pitt no estaba pagando suficiente manutención, algo que los abogados del actor refutaron y calificaron como un esfuerzo para manipular la cobertura mediática sobre la ruptura.

Estación Online
  • Grey Facebook Icon
  • Grey Instagram Icon
  • Grey Twitter Icon