• Brisa Feltrín

Municipio y organizaciones elaboraron protocolo preventivo para personas con discapacidad visual

El documento contiene información y recomendaciones esenciales para evitar el contagio en un colectivo ciudadano que tiene al contacto físico como canal primordial de desenvolvimiento.



La Municipalidad de Rosario y distintas organizaciones que trabajan por los derechos de las personas con discapacidad visual elaboraron una serie de recomendaciones específicas para prevenir el contagio del Coronavirus en situaciones de comunicación y movilidad, propias de ese colectivo.


Además, los actores involucrados iniciaron una campaña de difusión a través de las redes sociales con información que la comunidad toda debe tener en cuenta para garantizar los derechos y el cuidado de las personas con discapacidad visual en el marco de las medidas de distanciamiento social.


A diferencia de la primera etapa del aislamiento social preventivo y obligatorio, la presente fase por la que transita la ciudad de Rosario ya no restringe la posibilidad de movilizarse en la vía pública pero prescribe hacerlo con el menor nivel de contacto y cercanía posible. Por tal razón, el protocolo elaborado responde a la necesidades particulares de las personas ciegas, sordociegas o con baja visión, quienes, para movilizarse y comunicarse, requieren de manera más contundente del contacto físico, factor principal de contagio de Covid-19.


En el documento, se consignan consejos prácticos tanto para personas con discapacidad visual como para quienes puedan asistirlas.


Participaron de la confección del protocolo, junto a la Municipalidad de Rosario, la Fundación Argentina de Baja Visión, la Federación Argentina de Deportes para Ciegos, el Centro de rehabilitación para personas con discapacidad visual N°​ 2014 Luis Braille, el Movimiento de Unidad de Ciegos y Amblíopes de Rosario y la Escuela especial para niños ciegos N° 2081 Lidia Rouselle, entre otras organizaciones, referentes, actores y profesionales particulares vinculados a la temática.



Protocolo preventivo para personas con discapacidad visual

Datos a tener en cuenta:

▪ Las personas con discapacidad visual utilizan el bastón para orientarse y movilizarse en su vida cotidiana y en la vía pública. Las personas ciegas utilizan el bastón blanco, las personas con baja visión utilizan el bastón verde y las personas sordociegas, el bastón blanco y rojo.


▪ También pueden ser usuarias de perros de asistencia. El empleo del perro es un derecho, en tanto facilita el acceso y autonomía de las personas con discapacidad visual en todos los medios de transportes y a los espacios públicos y privados por donde requieran movilizarse o permanecer.


▪ Las personas con discapacidad visual utilizan el sentido del tacto como canal primordial para su desenvolvimiento, por lo cual es necesario reforzar aúnmás las medidas de prevención de higiene frecuente de manos. ​   

     

▪ Es importante recordar que, por las medidas tomadas en el marco de la pandemia, las cuales restringen la circulación, no se encuentren rápidamente personas que puedan ofrecer ayuda, por lo que será necesario que la PCDV contemple un mayor tiempo a la hora de realizar salidas o considere la posibilidad de contar con acompañante.

Respecto a la higiene personal y el hogar:

  • Recomendamos realizar con mayor frecuencia el lavado de manos y antebrazos de manera periódica con agua y jabón, por un tiempo no menor a 30 segundos, procurando lavar bien las palmas y dorso de la mano, entre los dedos y nudillos. Cuando no tenga la posibilidad de contar con estos elementos puede higienizarse con alcohol en gel o disminuido al 70%

  • Lavar periódicamente el bastón, principalmente la puntera y mango ya que son las partes más expuestas al contacto con las manos o superficies del suelo. La limpieza puede ser con agua y jabón o bien con alcohol diluido con una concentración no menor al 70%. Asimismo, es importante no apoyarlo sobre la mesa o cualquier superficie donde luego se puedan colocar las manos.

  • Tratar de no compartir toalla y en lo posible utilizar elementos descartables para el secado de manos.

  • Higienizar periódicamente con lavandina diluida en agua al 1% todas las superficies que puedan estar en contacto como suelos, mesas, mesadas, picaportes, canillas, utensilios de cocina, etc.

  • Mantener limpio el bastón, el celular y el teclado de la computadora, antes y después de usarlos, como así también los anteojos y prótesis.

  • Identificar los productos de limpieza con una etiqueta que puede ser en braille, en macrotipo o bien con alguna forma (triángulo, cuadrado) para su fácil ubicación al tacto.

  • Higienizar las manos con alcohol en gel antes y después de desplazarse con guía, o utilizar guantes descartables, a fin de garantizar la seguridad del guía y el acompañado.

  • Lavar la correa del perro de asistencia y las patas cuando haya salido al exterior, debiéndose hacer esto último con agua y jabón ya que el alcohol y la lavandina lastiman las patas de los mismos.

  • Optar en lo posible por compras on line, al igual que pagos de impuestos y otros tipos de trámites.

Sugerencia a personas con discapacidad visual para salir a la vía pública:

  • Usar cubre boca todo el tiempo.

  • Llevar alcohol en gel o alcohol diluido en agua 70/30 por ciento.

  • Si necesita asistencia, pida ayuda en forma verbal o con algún gesto.

  • Usar vestimenta con mangas largas.

  • Para cruce de calle y desplazamiento con guía, emplear la técnica de la toma del hombro con brazo extendido, no del antebrazo. Antes de iniciar el acompañamiento utilizar alcohol en gel o guantes descartables para la seguridad de guía y acompañado.

  • Tratar de evitar tocar paredes y otras superficies. En caso de necesitar hacerlo, considerar el uso de guantes descartables o higienizar las manos antes y después de la maniobra.

  • Al regresar a casa, lavar las prendas utilizadas que estuvieron en contacto con superficies posiblemente contaminadas.

  • Lavarse las manos con agua y jabón al llegar, por más que haya estado utilizando alcohol. Sanitizar todas las pertenencias personales como el celular, llaves, bastón, etc.

  • Evitar tocarse la cara sin antes desinfectar las manos.

  • Tener en cuenta el uso de dispositivos tecnológicos y aplicaciones con GPS que informan rutas mediante mensajes sonoros.

  • En bares o restaurantes, solicitar preferentemente el código QR para acceder a la información de la carta o pedir que la información se comunique de manera verbal.

  • Procurar la utilización de aplicaciones móviles disponibles para gestionar viajes en el transporte público.

Para dirigirse y asistir a la persona con discapacidad visual: 

  • Pregúntele directamente si necesita ayuda y de qué tipo, hablando claro y sencillo.

  • Consultar y respetar su modalidad de comunicación.

  • Facilitar el apoyo que requiera.

  • Informar a la persona de lo que está sucediendo y anticipar los próximos pasos a seguir.

  • Para desplazarse o caminar, preguntar si precisa ayuda y en ese caso ofrecer a la persona que se tome del hombro del lado que más le convenga, según si es zurda o diestra. Siempre acompañando la acción con la verbalización de la misma.

  • Para ayudar a buscar objetos utilizar indicaciones verbales y claras tales como: derecha / izquierda, arriba / abajo, etc, evitando el contacto con las manos.

  • En el caso de que la asistencia demande la necesidad de tocar a la persona, recuerde desinfectarse las manos antes y después.

  • Al asistir a la persona con discapacidad visual se recomienda caminar ligeramente por delante de la persona de manera tal que ella siga sus pasos.

  • Advertirle de posibles obstáculos que se encuentren a su paso, así como escaleras, subidas, bajadas, etc. Informe cómo es la distribución del espacio a recorrer.

  • Antes de dejar de acompañarla, consultar a la persona si se encuentra orientada en el espacio y si puede desenvolverse sin ayuda.

Persona con discapacidad visual para utilizar el sistema de transporte público: 

  • Continúa siendo obligatorio realizar ascenso y descenso de personas con movilidad reducida y/o discapacidad en los últimos 30 metros de todas las cuadras (exceptuando que la unidad realice, en dicha intersección, un giro a la izquierda).

  • El ingreso a las unidades del transporte público es por la puerta del medio, debido al aislamiento requerido del espacio del conductor o conductora.

  • Los asientos destinados a las personas con discapacidad son los más próximos a la puerta del medio.


En el caso de personas con discapacidad visual, es obligación del conductor o conductora abrir la puerta delantera para anunciar verbalmente la información referente a la línea y el recorrido de la misma. Fuente: RosarioNoticias

Estación Online
  • Grey Facebook Icon
  • Grey Instagram Icon
  • Grey Twitter Icon