• Brisa Feltrín

La pandemia acelera el cambio en el perfil de los consumidores

El poder adquisitivo, los canales de comercialización y los sustitutos sintéticos constituyen un desafío para el sector cárnico.


El perfil de los consumidores de carne va cambiando notablemente a partir de la pandemia, mientras el escenario internacional se reconfigura.


Para Ulises Forte, presidente del IPCVA, “se vienen tiempos difíciles, tenemos que estar a la altura de las circunstancias”. El segmento del seminario internacional del instituto partió de la incógnita: “¿Cuándo es el post Covid?”, a lo que David Hughes, profesor de Food Marketing el la Imperial College London, Royal Agricultural University, (Reino Unido) respondió: “No lo sabemos. ¿Es con forma de V, donde de repente hemos estado en el fondo y nos recuperamos rápido? ¿O es con forma de U con un fondo prolongado donde permanecemos antes de recuperarnos?”, planteó.


“Nos encanta pensar que es para abajo y luego para arriba rápidamente y que en 2021 volveremos a estar en la normalidad, pero esto es improbable. Entonces debemos tener más que un plan A, debemos tener un plan B y quizás un plan C, dependiendo de cuándo llegue la recuperación”, dijo el especialista inglés.


En cuanto al consumo de carne, el especialista británico aseguró que muchos consumidores optaron por carne de menor valor, como carne picada, y que se instaló nuevamente la costumbre de cocinar en casa, y por eso algunos de los ganadores de la pandemia fueron los supermercados y los comercios de cercanía. También creció la compra online, lo cual redundó en un aumento de la compra de productos congelados, lo que significa que habrá una disminución acelerada de los mercados de productos frescos, los mercados tradicionales, en particular en Asia.


“No obstante, aunque exista una recesión global, el panorama del mercado de la carne a corto y medio plazo es mucho más prometedor, ya que el déficit de carne en China como resultado de la peste porcina es importante: hay un hueco de 20 millones de toneladas de carne”, agregó Hughes.


“Veo el mundo de las proteínas como una especie de paraguas y el paraguas es cada vez más grande; pero hay más alimentos proteicos que la carne bajo este gran paraguas, como las proteínas de origen vegetal o los mariscos”, alertó el analista británico.


Para Hughes, la carne vacuna debe detectar el factor disruptivo masivo a largo plazo, como lo hicieron los pollos. Según su análisis, esto se puede ver en Estados Unidos, con una mejora constante en la porción de mercado. “¿Por qué ha sido tan exitoso?”, indagó. Y respondió: “Tiene atributos de consumo prolongados: los consumidores dicen que les encanta el pollo porque es accesible, nutritivo, versátil, se puede consumir como un snack, se come caliente o frío, a los niños les encanta”.


El analista también se refirió a otros nuevos jugadores del mercado: las empresas que tienen carne artificial o la carne a base de vegetales, como “Imposible Foods” y “Beyond Meat”. “Podemos verlas crecer a través del mundo.


Starbucks anuncia sándwiches de ‘hamburguesa imposible’ para el desayuno en el menú de Estados Unidos. Y “Beyond Meat” se está expandiendo en China. Apostaría a que la carne cultivada con células y la carne a base de vegetales tendrá el 30% del mercado total de la carne para 2040.


Estación Online
  • Grey Facebook Icon
  • Grey Instagram Icon
  • Grey Twitter Icon