• Brisa Feltrín

Donald Trump Jr.: el hijo que es más "trumpista" que el presidente de Estados Unidos

El primer día de la Convención Nacional Republicana fue también la noche Donald Trump Jr, el hijo mayor del presidente.

Como antes hizo en la gran noche republicana de 2016, Trump Jr. tomó el escenario para dar este lunes un discurso encendido en favor de su padre y contra "la izquierda radical", como los seguidores del mandatario llaman a sus rivales demócratas.


En su discurso, el mayor de los hijos de Trump defendió las políticas de su padre, que, en su criterio, se vieron afectadas por la llegada del coronavirus.


"Trump han sido como combustible para la economía y especialmente para la clase media", dijo.


Trump Jr., como otros oradores de la Convención, trató de defender también la labor de su padre para hacer frente al coronavirus, pese a que Estados Unidos es el país del mundo con más muertos y contagios del mundo.


Como en otras ocasiones, Trump Jr. se mostró como un feroz defensor de su padre, algo que sus partidarios han elogiado con anterioridad y que lo ha hecho el foco de frecuentes críticas de los adversarios de su progenitor.


Un giro

El discurso de este lunes marcó un cambio en sus recientes mensajes, que se han centrado en los temas característicos de Trump padre: la construcción del muro en la frontera sur y los derechos a la posesión de armas.


Ha descrito a los demócratas como partidarios de un "socialismo desenfrenado" o vendedores de "un sueño ficticio", según dijo en un evento en Florida el año pasado.

Este lunes volvió a usar críticas parecidas.


"Joe Biden y la izquierda radical también vienen ahora por nuestra libertad de expresión y quieren intimidarnos para que nos sometamos", dijo.



Con anterioridad, sus discursos han estado mezclados con ataques a pleno pulmón contra los liberales, contra Hunter Biden, (el hijo de Joe Biden, el candidato demócrata a la presidencia) y contra los medios de comunicación (en ese punto es cuando la multitud más lo aplaude).


Orador encendido, deportista y cazador, Trump Jr. está haciendo todo lo posible para ayudar a su padre a ganar la reelección.


La estrategia republicana se ha centrado en dinamizar la base de partidarios del presidente y ha visto en el joven Trump su as bajo la manga.


En el nombre del padre

Donald Trump Jr. tiene una relación inusual con los partidarios del presidente, muchos de los cuales viven en zonas rurales del país y también les encanta cazar.

"Lo ven como una manera de llegar a la base de Trump", explica a la BBC Ron Bonjean, un estratega republicano vinculado a la Casa Blanca.


A los partidarios del presidente les gusta su estilo "serio", dice Michael Kuckelman, presidente del Partido Republicano de Kansas, que ahora está en la convención de Charlotte.

A muchos de los miembros de la base del presidente les gusta la forma en que el joven Trump a veces ha ido más lejos que su padre, apoyando, por ejemplo, los esfuerzos de la industria de las armas para eliminar las restricciones sobre los silenciadores.


También es admirado por su audacia. Se ha alineado con personajes coloridos: el año pasado, apareció en un mitin de We Build the Wall, un grupo que se fundó como una forma de recaudar fondos para el muro y cuyos fundadores fueron recientemente acusados de defraudar a los donantes.


En su papel de portavoz de la campaña, Trump Jr. suele estar rodeado de carteles con el nombre de su padre.


En esos momentos, su papel parece predestinado: cuando uno tiene el mismo nombre que su padre, es natural asumirse como el centro de los eventos y aunque a algunos les ha molestado, él ha prosperado a la sombra de su padre.


"Un producto del nepotismo"

Lawrence Levy, decano ejecutivo del Centro Nacional de Estudios Suburbanos de la Universidad de Hofstra, cree que Trump Jr. es un defensor inusualmente eficaz de su padre en la campaña electoral.


Y que podría ser un trampolín hacia un papel más destacado.


"Los hijos exitosos de personas poderosas aprenden no solo a vivir, sino a prosperar en lo que puede parecer la sombra de su padre. Pero algún día serán los nuevos patriarcas de la familia", afirma.


Pero lo cierto es que el hijo de Trump es en muchos aspectos similar a su padre y tan divisivo como el propio presidente.

"Es un producto del nepotismo", dice Christina Greer, profesora asociada de ciencias políticas en la Universidad de Fordham.


Jon Reinish, un estratega demócrata con sede en Nueva York, dice que Trump Jr. se aprovecha de los aspectos oscuros de la presidencia actual y lo describe como una "versión más joven y ácida de su padre".


Sobre su vida

Con barba y pelo corto, Trump Jr. usa camisas de cuello abierto y gesticula cuando habla.


Durante sus discursos, rebota sobre sus pies como un boxeador en el ring.


"Energiza y electrifica una sala", dice Jack Oliver, un recaudador de fondos republicano. "Tiene una personalidad radiante".


Trump Jr. pasó los veranos de su infancia en la antigua Checoslovaquia, cazando con su abuelo paterno.


Luego tuvo una juventud agitada: cuando tenía poco más de veinte años, fue arrestado en Nueva Orleans y encarcelado por cargos de embriaguez pública.


Junto a su ex esposa, Vanessa Haydon, una exmodelo, tiene cinco hijos y su novia actual es Kimberly Guilfoyle, que se encarga de recaudar fondos para la campaña de Trump y de defender al presidente en televisión.


Trump Jr. se volvió objeto de controversias desde la campaña anterior de su padre por una reunión que tuvo en Nueva York en junio de 2016 con una abogada rusa con vínculos con el Kremlin.


La reunión fue analizada por el fiscal especial, Robert Mueller, durante su investigación sobre los vínculos entre la campaña y Rusia ese verano, pero al final el fiscal especial dijo que no había pruebas suficientes de una conspiración criminal.


Trump desestimó los cuestionamientos sobre el encuentro.

"Tenía una reunión. No pasó nada con la reunión", me dijo el presidente a mí y a otros periodistas a bordo del Air Force One en el verano de 2017.


El presidente habló entonces de su hijo, ya un ejecutivo de la Organización Trump, como si fuera mucho más joven.

"Es un buen chico", dijo el presidente. "Es un buen chico".


Las elecciones de noviembre

Tanto Trump hijo como padre tienen sus expectativas puestas en qué pasará en noviembre.


Como explica Lawrence Levy, de la Universidad de Hofstra, los resultados del día de las elecciones pueden mejorar las perspectivas del joven.


"Se está posicionando para ser el heredero financiero y político de la marca Trump y el futuro de eso dependerá del éxito de esta campaña", afirma.


Levy cree que Trump Jr. podría llegar lejos.


"La base de Trump lo admira. Es muy popular en los estados rojos (republicanos). Si por alguna razón solo quisiera convertirse en miembro del Congreso, podría tener mucho éxito", dice.


"Pero creo que sus ambiciones son más grandes que eso", agrega.


Sus posibilidades de éxito en el futuro serán mayores si puede ayudar a su padre a ganar el 3 de noviembre.


Desde ahora hasta entonces, ambos tienen los ojos puestos en el premio. Y su discurso de este lunes lo demostró. Fuente: BBC Mundo

17 vistas
Estación Online
  • Grey Facebook Icon
  • Grey Instagram Icon
  • Grey Twitter Icon